lunes, 7 de diciembre de 2015

Hollyburg: La mejor hamburguesa de Barcelona

Últimamente no escribo mucho, la verdad, he cambiado de barrio y el tedio se apodera de las calles colindantes a mi casa. La poca emoción se reduce en "a ver si pillo al puto perro que se mea en la entrada porque le pateo el culo al dueño", por lo demás la vida sigue relajada. Pero no quiero dejar morir al blog que tantas (y una mierda) alegrías me ha dado. Así que voy a hacer de blogger "foodie"(de los que comen de gorra a costa de sus comentarios en redes sociales) y me quedo a gusto con una experiencia que jamás imaginé cierta.

No soy fan de las hamburguesas, y lo digo así, en grande: NO SOY FAN DE LAS HAMBURGUESAS, de hecho de pequeño mi madre me decía "si tienes que ir a una McTruño te doy algo más de dinero y te vas a una pizzeria", y estamos hablando de 30 años atrás, imaginaos la pobre mujer lo sabia que era, porque en esa época eso era una novedad, el "fast food" ¡la leche! todo lo que olía a americano era lo mejor, lo más "cool". Pero el tiempo le ha dado la razón a la pobre mujer.

hollyburg barcelona

Y es que tras el anuncio de la OMS que venía a decir que la carne es el nuevo Satán, muchos se han puesto las manos a la cabeza pensando en poco menos que el apocalipsis. Menos los veganos, que durante un mes nos tuvieron el Facebook petado de "TE LO ADVERTÍ" seguido de las consiguientes imágenes gore de animales degollados o mutilados o torturados a las que ya nos tienen acostumbrados. Y eso, que la carne es mala, muy mala. Pero una cosa es ponerte ciego a chuletones, o a hamburguesas del McDonalds que, por cierto, no son de carne (y la justicia dio la razón al chef Jamie Oliver en su demanda contra esta cadena, por cierto, quería poner el vídeo pero está baneado en todo Youtube, busca "food revolution Jamie Oliver") - Según Oliver, la parte más grasa de la carne utilizada para las populares hamburguesas de McDonald’s son lavadas y remojadas en hidróxido de amonio para atacar a los microbios que existen en partes de la res que no son aptas para el consumo humano. - y otra muy diferente es comer prudentemente basándonos en una dieta mediterránea (donde también se incluye la carne roja). Y ojo, que lo de la dieta mediterránea también lo dice la OMS ¿eh?


hamburguesa hollyburg

Bueno, ¿y todo este rollo para qué? bueno, por dos cosas, la primera porque es domingo y me aburro y la segunda porque el otro día comí en una hamburguesería de Barcelona la que considero hasta el día de hoy "La mejor hamburguesa que he comido en toda mi vida", y había que decirlo, ¿o no? Básicamente para que aprovechéis si estáis cerca de la Sagrada Familia y vayáis a Hollyburg, que así se llama el local.


hollyburg hamburguesa


¿Cómo llegué hasta allí? pues el punto de encuentro es la Sagrada Familia, la colosal obra que ideó Gaudí y que 4 iluminados se están encargando de destrozar con un estilo arquitectónico a base de hormigón. Y este punto de encuentro para guiris y turistas es el nexo de unión de mi historia. Soy de Barcelona, y como miles de conciudadanos jamás he visto la Sagrada Familia por dentro. Pero cuando viene una visita de fuera siempre le aconsejas el lugar, es cojonudo, dices, pero tú no tienes ni puta idea de cómo es por dentro. 


hamburguesa hollyburg barcelona

Pues bien, allí envié a unos amigos gringos el pasado fin de semana y, como buen anfitrión los acompañé (pero yo no pago 20 euracos para meterme cual borrego en una cuadra) hasta la entrada, me quedé por la zona hasta que una hora después salieron maravillados, extasiados y con un par de orgasmos diría yo por la cara que traían. Al salir sus ojos se clavaron en un Burguer King y sin decir nada creo que mi cara lo dijo todo, porque no se atrevieron a insinuar nada, así que buscando un sitio donde comer (y en un sitio tan turístico) dimos con el Hollyburg este, de hamburguesas, ala, venga, que no sea dicho, más de lo mismo. El local no invitaba a entrar pero leer "hamburguesa de rabo de toro con reducción de Pedro Ximénez" o "hamburguesa de secreto ibérico con salsa de mostaza" y rizando más el rizo "hamburguesa de magret de pato con mayonesa de mango y pan de curry" o para que os entre la gula ya del todo "hamburguesa de ternera con chilli mexicano y frijoles picantes" ... pues como que intimida a los 4 sentidos. Así que me dejé llevar por la inercia de mis colegas cual borrego, igual que hicieron ellos allá en la Sagrada Familia.

Al entrar y ver las hamburguesas ya fue el descojone, ¿pero esto que és? ostia, qué pedazo de hamburguesas, un rollo de esos de "what you see is what you get" por el tema de ver las fotos y ya te imaginas que están trucadas a lo cadena "fast food". Pero NO. Ni de coña. Y encima yo me la pedí doble porque no me fiaba de estas historias de la foto. 

El resultado fue espectacular. ¿Os acordáis del Petit Chef? una serie manga muy popular por la década del año 2000 en televisión. Cuando probaba un plato se le abrían los ojos como platos, y entre lágrimas, mil fuegos artificiales inundaban la pantalla ... pues eso.

petit chef

El resultado ESPECTACULAR, increíble, ¿pero cómo? o sea, ¿una hamburguesa? ¿de verdad? bueno, me contaron el secreto y no es más que el "handmade", o sea, no confiar en proveedores que lo traen congelado sino en hacerlo todo. Desde amasar el pan y cocerlo, hasta crear las salsas, recetas originales con cada hamburguesa (tienen de magret de pato, de calamar con pollo en un pan de tinta negra, de secreto ibérico, de rabo de toro, de pollo marinado y hasta de quinoa para los vegetarianos) todo "do it yourself" en plan gourmet y hecho en tu cara, o sea, que no se esconden en un cuartucho como los del Burguer King, Mc Donalds, Pans and Company, Viena y todas esas cadenas, no, en tu cara lo hacen todo. OLE.

La verdad es que ha sido todo un descubrimiento, y he de decir que volveré (es una amenaza) porque quiero probar más, todas, pero todas (bueno, la de pollo no, que es un bicho que no me hace mucha gracia) y hacer el gulas a tope. 


hollyburg

Ya sabéis que en este blog tengo básicamente críticas destructivas y que lo utilizo como mi "muro de la pataleta" particular, pero al igual que hice con mis opiniones sobre Jazztel cuando hay algo que me sorprende pues se dice y punto, lo que es del César al César, y lo que no, al bolsillo.

En su página web www.hollyburg.com tenéis algunas de las hamburguesas que hacen, una web sin pretensiones, de una sola página pero donde podréis ver las pedazo burguers que tienen, váis a babear, os aviso. Nosotros comimos una Killburg (la mía, picante), una Clint Eastburg (con queso marcarpone) y una SkyWalker (así como muy típica, sin florituras). Habrás visto que los nombres son como de películas de cine, bueno por eso se llama Hollyburg, aunque luego la ambientación no tiene nada que ver (los carteles de las hamburguesas son graciosos, eso sí!). ¿Y qué me decís de las fotos que he colgado? es que es casi pornográfico !!!

Y bueno, pues nada, todo este parrafón que os he metido simplemente para deciros que la mejor hamburguesa que me he comido en mi vida está en mi ciudad (quién iba a decirlo), en Barcelona. Si váis y os mola acepto besitos por la recomendación.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada